lunes, 27 de octubre de 2008

THE FREAK CHAMBER

Ustedes no lo pidieron, pero aquí esta: Un tour detallado por el Freak Chamber, mi Sanctum Sanctorum, mi Fortaleza de la Soledad, mi Baxter Building, mi Xanadu, mi Neverland...mi celda acolchada pues. Un reflejo absoluto de mi edad mental, sin duda.


Supongo que esta es la única forma de amanecer junto a Cameron Díaz, jeje.




La caja que se ve en el piso es ni más ni menos que en donde guardo mis cómics. Hay otra más grande, pero esa está en el sótano.
Por ahí se ve una foto a color de Batman y Robin, autografiada por Adam West. Es un poster de Teleguía que tuve pegado en mi puerta como desde los 7 años y siempre he conservado.
Al poster de La Muerte de Superman le tengo mucho cariño, pues me lo regaló mi madre en mi cumpleaños 15. Yo llevaba fácilmente como tres años viéndolo en un aparador de una tienda carísima de importaciones.






Este apache montado en su caballo de latón es de cuerda y funciona a la perfección, tras veintitantos años.

Los Beatles, mi más nuevo caprichito.
Mis monos de película(Highlander, 300, Army of Darkness, Terminator, V of Vendetta, Darkman, Escape from New York, Gremlins)






















Captain Marvel, Spock y Mr. Incredible, junto a una fotografía lenticular bien chida que me saqué con Elizabeth, la cual cambia con sólo moverla (me refiero a la foto, no a Pucca).
También por ahí se ven mis Superpowers, sin duda de mis favoritos. Méndigos monitos, ya están bien caros por cierto.
Además les muestro a Ming el Despiadado, Flash Gordon y Connor McLeod, el inmortal bueno de Highlander.



Freddy y Jason, una ganga ($300 por los dos)

La joya de la corona: El Gigante de Hierro y el niño Hogarth Hughes












Una de mis figuras favoritas es ese Capitán América chiquito que se ve en la foto. En secundaria yo reprobaba casi siempre mis clases de computación (a la fecha no entiendo ni madres de cómputo). Como estaba muy deprimido por la quincuagésima vez que reprobaba, mi madre me regaló esta figurita (era una colección de 5 o 6, pero esas ya no las pude conseguir). A pesar de que es rígida (la figura, no mi madre, por cierto lectora de este blog, por lo que no osaría llamarla rígida, jeje), este sencillo monito es de mis invaluables.
Igualmente sucede con el pequeño Iron Man que trae escudo, pues fue mi regalo de fin de año en segundo de primaria, cuando saqué el segundo lugar de mi grupo (siempre un nerdazo). Por esa figura que también me dio mi madre cambiará toda mi colección. Me tendrán que enterrar con ella.



Mi Mr.T cabezón, mi caballero que compré en La Merced, mi Santo y Blue Demon que me dio Pucca, mi señal luminosa de Batman (Burger King) y demás figuras chidas.

3 comentarios:

Carlos Aguilar dijo...

No podría esperar otra cosa de tí hermano: tu cuarto es un verdadero santuario freak (que ya envidio) que seguro te ha costado unos buenos miles de pesos. La pregunta es: ¿el niño tiene zapatos? Na, que más da, eso no importa...
¿Cuánto por tu Mister T?

alexpal dijo...

Que onda mi querido Tovalín, aquí dandome, una vuelta por tu blog, esta buena tu Freak Chamber, digna de todo un fan del cómic.

No puedo creer que también te lata Ana Serradilla... de hecho ¿¿¿¿a quién no le gusta????? La pelea está dura. :)

Te mando un abrazo herman.

Jorge Tovalín González-Iturbe dijo...

Alex!!

No podía esperar menos de usted.

Se nota que es un conocedor.

Ahhhh (na Serradilla)