martes, 19 de febrero de 2008

LA VAGUITA DEL ARCADE


Cuando un hombre le dice a una chica "Hey, ¿por qué no jugamos unas maquinitas?", lo último que espera es que ella resulte ser una máquina de matar. Pucca jugó por primera vez SoulCalibur en un local cercano a Metro Insurgentes, y no sólo me sacó del juego, sino que lo terminó con una sóla derrota, y con unas dos fichas.

Soy una verguenza para el género.

4 comentarios:

Jon dijo...

Look here

Chac dijo...

Y debes contar el duelo en el que le puse una arrastrisa a Pucca...

Jorge Tovalín González-Iturbe dijo...

si, pero es que hay de vagos a vagos.

Tú eres de los más peligrosos: aquellos que cruzan los brazos para usar los botones y la palanca.
Además eres de los que toman la palanca como primate, con la palma pa'rriba, jeje. Vago.

Marina dijo...

Nahhhhh Chac, primero tendría que decir que fui la única que te venció esa tarde, y después fue tu ORGULLO el que me acribilló en KoF...